Higiene – Hidratación

Para el aseo diario, en cuerpo y cabello:

Su aplicación no varía, de la de cualquier jabón solido convencional. Con el mantendremos la higiene completa en la ducha. Lavar, aclarar y secar con una toalla al finalizar el aseo. Sin necesidad de cremas ni lociones. Aporta una suprema suavidad.

Para el afeitado y el desmaquillado:

Siempre humedecemos la zona previamente. Para el desmaquillado, lavamos y aclaramos; en caso de que hubiera restos resistentes (como ocurre con los productos whaterproof), humedeceríamos un algodón y lo frotaríamos con un poco de jabón, para repetir sobre las zonas que quedaron esos sobrantes de maquillaje. Para el afeitado, humedecemos previamente, enjabonamos la zona, esperamos unos segundos, y procedemos al rasurado. Sin necesidad de aftershave ó loción para el post-afeitado. Sin irritaciones. Más sedosa y tersa que nunca.

*Este producto, tiene como base el jabón natural, elaborado con agua, hidróxido sódico, aceite de oliva y girasol, (lo que le hace desinfectante). Pero lo realmente importante es la mezcla, ya que cada uno de ellos contiene plantas medicinales, y alterando los porcentajes conseguimos su variedad de efectos positivos.